No se trata de una revolución o de un sistema mágico de entrenamiento como suele anunciarse en los comerciales de televisión. Es más bien la evolución de un complejo modelo de entrenamiento que hasta hace no mucho estuvo reservado a una élite deportiva.

Pero desde hace unos años, la electroestimulación muscular (EMS, por sus siglas en inglés) salió a la calle y recientemente se ha popularizado entre las personas que buscan reducir el tiempo dedicado a hacer ejercicio pero obteniendo el mismo o un mayor beneficio.

¿Qué es la electroestimulación muscular (EMS)?

Es una técnica que utiliza una corriente eléctrica adecuada para causar una contracción muscular de manera similar a los impulsos que envía el sistema nervioso central para controlar las acciones de los músculos. En la práctica es un traje con electrodos que cubre el cuerpo conectado a una máquina con diferentes programas de entrenamiento con los cuales se logra alcanzar en profundidad las fibras musculares que son más difíciles de activar por medio de un entrenamiento convencional.

“Para decirlo de una manera, es una simulación de un entrenamiento intervalo de alta intensidad o HIIT”

1. Mito: Te pondrás en forma en el sofá de tu casa.

El mayor mito es que no hace falta un trabajo complementario”

2. Mito: No necesitas estar en forma, cualquiera lo puede hacer

No es tan así. Cualquier persona que se someta a un trabajo de alta intensidad debe tener una condición física mínima para evitar riesgos de lesiones o problemas de salud.

3. Verdad: Te permite hacer trabajos más dirigidos

Troyansky, quien fuera futbolista profesional, explicó que uno de los beneficios de este sistema de entrenamiento es que te permite mantener el estado de forma.

4. Mito: Pierdes peso

No por sí solo. Como cualquier otro ejercicio, un entrenamiento con EMS por sí solo no te hará perder esos kilogramos de más que tu cuerpo acumula si no lo acompañas con una buena alimentación.

5. Verdad: No es para todos los días

“Es una forma de entrenar un poco diferente para la gente que tiene poco tiempo”, explicó Troyansky, “pero es un entrenamiento en el que se trabajan unos 400 músculos simultáneamente”.