En la mayoría de los atletas, la mejora de la fuerza en sus glúteos mejora el rendimiento


La mayoría de los atletas piensan que tienen unos glúteos fuertes; la verdad es que una persona puede ser capaz de ponerse en cuclillas unos determinados pesos, pero eso no significa que los glúteos sean del todo fuertes o la contracción de éstos sea buena.

Sin una función adecuada por parte de los glúteos, movimientos o gestos deportivos no son tan eficientes y puede producirse cierto riesgo de sufrir lesiones . Con el fin de estabilizar la articulación de la rodilla, la musculatura debe trabajar con calidad y de una manera consciente, ya que, si no, el riesgo de lesiones aumenta.

En la mayoría de los atletas, la mejora de la fuerza en sus glúteos mejora el rendimiento. Pero, a fin de fortalecer adecuadamente los glúteos primero debemos entender lo que hacen:

El glúteo mayor, glúteo medio y glúteo menor o mínimo forman colectivamente los músculos de la región glútea. Éstos tienen un conjunto de funciones que están diseñados para llevar a cabo. La mayoría de la gente piensa en trabajar sus glúteos por razones estéticas, pero nuestros glúteos pueden llegar a lucir bien y todavía carecer de la capacidad para funcionar correctamente.

Sobre la base de la función de los estos músculos, si se carece de la fuerza, entonces habrá dificultades para estabilizar la cadera y se generará una rotación interna y extensión de la cadera limitada. Desde el punto de vista de rendimiento, puede provocar dolor en la parte baja de la espalda y/o en las rodillas.

A modo de prevención y para fortalecer esta musculatura, os mostramos un vídeo con 5 ejercicios en los cuales hay una importante activación de los músculos de la región glútea y que podrían introducirse en la rutina de entrenamiento ya sea de un deporte individual como colectivo.

 

Fuente: Wang Connection