Con la llegada de la primavera, suben las temperaturas, el ánimo y las ganas de hacer ejercicio son mas apetecibles, ya que podemos salir al aire libre con una buena temperatura y disfrutar del día. En primavera nos costara menos ir a correr, andar o montar en bici, es una buena fecha para ponernos en forma y sobre todo con mas personas.

Una buena idea para plantearnos el ejercicio es practicarlos con nuestra pareja, amigos o un grupo de personas.

Para las personas que llegan tarde a casa, en esta época del año, no hay excusas para no hacer ejercicio, ya que los días son mas largos y podemos hacer ejercicio a la ultima hora del día ya que la luz tarda en irse y las temperaturas son más agradables.

A continuación, te daremos algunos consejos para hacer deporte en primavera para que evites pequeños errores e iniciar la práctica de una manera entretenida.

  • Entrenar en grupo.

Está demostrado que las personas que trabajan en grupo tienen una mayor capacidad para no rendirse y los entrenamientos son más largos, es una forma de motivarse todos mutuamente.

  • Probar diferentes ejercicios del que hacemos normalmente.

Podemos empezar a combinar nuestros ejercicios con yoga, gimnasia hipopresiva, pilates, antigravity…

  • Combina sesiones indoor con entrenamientos outdoor

En invierno es normal que nos encerremos en el gimnasio, pero con la llegada de la primavera y las buenas temperaturas es preferible combinar la musculación con el aire libre, así haremos los entrenamientos más a menos. Podrás trabajar tu cuerpo de una forma diferente que hasta ahora no podías llevar a cabo debido al mal tiempo del invierno.

  • No debemos olvidarnos de la alimentación

Apuesta por los alimentos ligeros, como las ensaladas, verduras, esto nos ayudara a mejorar nuestro rendimiento y así los entrenamientos tienen mayor actividad.

  • Una buena hidratación

Lleva siempre una botella de agua contigo, siempre sea a temperatura que sea, necesitamos estar hidratados para que nuestro ejercicio sea eficaz.

“Estar en contacto con la naturaleza aumenta los niveles de serotonina de nuestro cuerpo, creando sensación de bienestar, además, el aire puro tiene muchos beneficios y nos permite “desintoxicar” nuestro organismo.”