Entrenar en grupo reducido, con tu pareja, con tus amigos o con algún familiar tiene muchas ventajas, en este post te las mostramos todas.

Las horas de entrenamiento en grupo reducido se han convertido en una de las tendencias en fitness más aclamadas de estos últimos años. Disponer de un monitor o entrenador personal que se adapte a diferentes objetivos según cada persona y al mismo tiempo, ofrecer la posibilidad de entrenar acompañado sin perder la ventajosa particularidad de la adaptabilidad es lo que hace que muchos socios de gimnasios se sumen a ellos.

¿Cómo lograr entrenar en grupo?

Mediante un entrenador personal. Este puede valoraros y diseñaros un programa de ejercicio físico. Totalmente adaptado a vuestras posibilidades y vuestros objetivos. Para que logréis lo que más deseáis de forma segura y eficaz. Lo único que tienes que hacer es animar a que tu pareja, amigos o familiares se apunten contigo y motivarse para entrenar.

Las ventajas de entrenar en grupo reducido

  1. Económico. Entrenar en grupo reduce considerablemente el precio por persona.
  2. Motivación. Entrenar con alguien te motiva y te obliga a cumplir.
  3. Atención personalizada. El entrenador está muy pendiente de ti, no como ocurre en los gimnasios, por culpa de la masificación o cuando entrenas por tu cuenta sin supervisión.
  4. Diversión. Haciendo ejercicio con amigos, la pareja o en familia, las diversión está asegurada.

Lo principal es la motivación y la competitividad

Uno de los beneficios que tiene practicar deporte en grupo es que fomenta la competitividad, es decir, cada persona se esfuerza no solo por batir su propia marca, sino también por ser el mejor del grupo.

Cuando se entrena en grupo te puedes sentir más motivado y te ayudará a afrontar la rutina diaria, el ánimo a salir de casa y abandonar el sedentarismo.

Tienes que tener en cuenta que cada personas tiene un nivel de entrenamiento y un limite físico que no puede sobrepasar, es decir, no todos vais a tener las mismas capacidades, por eso hay que tener en cuenta todo esto y no forzar nunca el cuerpo.

Como conclusión, te animo a que entrenes en grupo, ya que es ideal para solventar los problemas de motivación y una forma estupenda de marcar una rutina.