La pérdida de masa muscular está relacionada con la edad, sobre todo a partir de la tercera década de vida y más en el caso de personas sedentarias. Esta es una razón por la que, a medida que pasa el tiempo, es mucho más fácil engordar. La masa muscular nos ayuda a gastar energía, por lo tanto, a mayor pérdida de masa muscular, menor gasto calórico.

Además, cuanto menor masa muscular tenemos, más riesgo existe de padecer enfermedades tales como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.

Aunque esta pérdida es natural durante el envejecimiento, no es inevitable: es posible evitar la pérdida con ejercicio físico regular de fuerza y una correcta alimentación.

Nuestra recomendación como especialistas, es estar siempre supervisado y asesorado por un preparador físico y nutricional, con el fin de seguir un plan de entrenamiento personalizado. En MiCoach estamos encantado de poder atender todas tus cuestión.

¿Podemos ayudarte?. Contacta con nosotros aquí