Si tienes como propósito para este 2019 mejorar tu alimentación, aquí vamos a darte algunos consejos para que lo logres poco a poco, así evitando dietas milagro de choque y restricciones poco saludables.

  1. Incluir en almuerzos y cenas verdura. Ya sea verdura cruda como ensaladas, aliños, gazpachos o  La verdura  además de aportar pocas kcal es bastante saciante y rica en  fibra, vitaminas y minerales.
  2. La fruta es el snack perfecto. Debemos tomarla a diario, no importa la hora. Lo ideal es tomar fruta.
  3. Ir sustituyendo hidratos de carbono (pasta, pan arroz…) refinados por sus versiones integrales. Puedes empezar por cambiar uno de ellos, por ejemplo, el pan blanco por pan integral, y luego ir incorporando el resto.
  4. Por normal general tomamos más cantidad de carne de la necesaria, además suelen ser productos cárnicos de mala calidad (embutidos, fiambres, salchichas…). Reduce su consumo y opta por cortes de carnes magros.
  5. Consume legumbres. Las legumbres (lentejas, judías, garbanzos, guisantes…) son ricas en proteína, fibra, aportan vitaminas y minerales. Acompañadas de cereales como por ejemplo el arroz son un buen sustituto de la carne. Hay multitud de maneras de tomar las legumbres: guisos, ensaladas, hummus, cremas de verduras…
  6. Cocina tus platos con AOVE (aceite de oliva virgen extra), reduce la sal y potencia el sabor de las elaboraciones con especias.
  7. Acompaña las comidas con agua. Evita refrescos o bebidas alcohólicas, ya que solo nos van a aportar más kcal vacías.